Dos churrascos por día

Hace un par de días leí este artículo acerca de los hábitos alimenticios porteños, desde el punto de vista de un polaco-yanqui (pintor, programador y escritor) que vive en Buenos Aires.

Me quedé pensando si colgarlo acá o no, por ese pudor que el mostrar una debilidad provoca, y yo sin dudarlo, veo como una flaqueza mi fascinación pueblichiquense hacia toda visión extranjera de cosas que considero propias. Luego reflexioné que esa característica no es solamente mía, sino que por el contrario resulta una de las cosas que tengo en común con una buena parte de los habitantes de este lugar, cosa que no hace nada para subsanar mi defecto, pero no me molesta mostrárselo a los que lo comparten. (Pst!, por el final del texto se menciona la obsesividad de los ritos Uruguayos al tomar mate)

Además está bien escrito y tengo algunos comentarios.
Lean el artículo y discrepen conmigo.

Por un lado, entiendo perfectamente su entusiasmo por la carne que se come en Argentina, que es sin duda alguna, de muchísimo mejor calidad que la consumimos acá. La explicación es simple, nosotros nos lastramos el sobrante de la exportación, y ellos exportan el sobrante del consumo interno (y ahora ni eso;) Pero basta con ir a cualquier bolichón bonaerense y pedirse un bife de chorizo para comprobar este hecho.

Es evidente, sin embargo, que el flaco centró su descripción/análisis en la comida de bar/restaurant y no tomó demasiado en cuenta las costumbres alimenticias hogareñas y que su visión es eminentemente porteñocéntrica, cosa que queda en evidencia al dejar fuera de su enumeración gastronómica todas las clases de guisados y platos locales de las diferentes zonas Argentinas (locro, humita, hmmm), así como el hábito de la pasta y demás platos caseros que compartimos por influencia española e italiana con nuestros ahora enemigos papeleros.

A pesar de eso, hay que concederle que su «master menu» Argentino es perfectamente correcto, y que acá podríamos corregir sacando las empanadas, y agregando chivitos y panchos. A mi no deja de darme bastante rabia que cada vez que voy a comer por ahí, termino comiendo más o menos lo mismo, y mucho más rabia me da el hecho que te cobren como si estuvieras comiendo en un restaurant, cosas que en realidad son minutas pedorras, como el chivito o la milanesa napolitana. (Rara vez voy a restaurants en serio, pero los precios son sorprendentemente similares a los de la recontrahiperchorra Pasiva y demás copycats)

Otra coincidencia con el Maciej, es el tema del café y el dulce de leche. Comprar buen café en un supermercado de Uruguay es incluso más dificil que en Argentina (la única marca de café tostado en las góndolas locales, es de ese país). Recuerdo como todo nostálgico local, el aroma de los Manzanares, pero si no me equivoco, solamente en la Tienda Inglesa (bow) central se puede comprar café recién molido o en granos, fuera del Palacio del café.

Y sí, el dulceleche me parece demasiado dulce, aunque igual se nota que este pibe no creció comiendo eso desde chico, cosa que explica su aversión (yo de vez en cuando puedo comer una cucharada, dudo que él si).

Por último, quería mencionar una cosa acerca del análisis que hace del mate y su forma de consumo. Yo varias veces me pregunté qué pasaría si se tomara mate en yanquilandia, y mi respuesta fue siempre similar a las ideas que el «sentido común» de este pibe le indicaron. A nosotros ya nos parece inverosímil la existencia del «mate listo» Argentino, pero imagino que en otros lugares habrían convertido el hábito, por la fuerza del márqueting, en algo mucho más ready-to-go. Y tendríamos nuestras cadenas a la Starbucks, dónde tomarse unos mate y masticar una tortafrita o dos corasane de camino al laburo. Sin mencionar la invención del mate spill proof, los termos con sun incorporado y a baterías, y no me hagan hablar del diseño de las materas.

30 comentarios

  1. Justo justo hoy que ando con una bronca hacia La Pasiva que roza lo más descomunal leo esto.
    El viernes se me dio por pedir ravioles de salmón con salsa de mejillones en La Pasiva y recibí un plato lleno de minusculos raviolitos semicrudos y medios frios, rellenos de algo muy lejano al salmón y con una gota minúscula de salsa que contenía UN mejillón. El plato era bastante caro, pero me parecía un precio adecuado para ravioles de salmón con salsa de mejillones pero harto inadecuado para la porquería incomible que me sirvieron.
    En el fondo me quedé pensando que la culpa era mia por no pedir un chivito o por no ir a algún restaurante más adecuado a ese plato.
    Pero me pareció lamentable.

    Con respecto al artículo, siempre me pregunté porque en Bs As hacían el asado en la cruz y la respuesta fue muy interesante. Y sí, es mas rica la carne en los restaurantes argentinos que en los uruguayos.
    Café variado? En la casa del café

    Tá, te tomé a la fuerza el blog y hice catarsis.

  2. Para eso están estos comentarios ele :)

    La pasiva es lamentable, yo la evito todo lo posible (cosa no demasiado fácil, siempre hay un gil que quiere ir te te arrastra). Pero no creo que te hayas equivocado, si los tipos ponen un plato en el menú, deberían hacerle justicia. Y lo peor es que seguramente ese mismo plato en otro lado, te habría salido lo mismo y hubiese sido mucho mejor.

  3. En ‘El Danubio Azul’ o algo así…a una cuadra del casino del Radisson por colonia se comen unos bifes de cuadril con boniatos bárbaros.

    No me acuerdo cuánto…me invitaron :)

    Ojo al ir…no se metan en el club de chinocas portuarios que hay al lado porque pueden terminar en una vidriera de tailandia.

  4. ah! ah! yo voy a hacer lo que más me gusta: discrepar :)

    ele, no podés pedir ravioles de salmón en la pasiva!!! Como vos misma decís la culpa es tuya. En la pasiva se piden pan-chos, húngaras y si tenés muuuucho hambre, más panchos y más húngaras. Con cerveza, solamente con cerveza. Pienso y me da hambre. Y es el único lugar de comida rápida de montevideo, que me vienen con macdonal y esas porquerías. Ahora, si te vas a hacer la finoli andá a la commedia (mu, los ravioles de salmón de ahí están en mi top ten).

    O sea, sí, yo soy de los giles que arrastran a los otros a la pasiva. La última vez, fuimos al subte para que no nos afanaran, y nos dieron las pizzas dos por uno más chicas de la historia de la civilización moderna, el mozo se hizo el canchero y el apurado, y encima el fainá dos por uno para el salón sale 18 y el para llevar (que es uno por uno), sale 14. O sea, no es dos por uno sino 1 punto algo por uno (sacate la cuetna, ferra, vos que tenés habilidá pa los números). Manga de putos, no voy nunca más. Ah! cuando nos íbamos, le dimos 400 pesos al mozo (la cuenta era tipo 310) y pregunta ¿está justo? Andate a l…

    Me queda aclarar: en la pasiva te atiennden como el culo. Los mozos literalmente te tiran los platos. Más de una vez juré que no iba más. Pero te traen la comida rápida, sabés que los panchos miden siempre lo mismo y están igual de ricos, la cerveza siempre está fría, etc. Igual que (agghhh, como odio reconocer esto) McDonald’s.

    El problema máaaaaaaaaaaaas grande de los servicios de comida (de los servicios en general?) del uruguay es que no tienen estándares de servicio. Usea, capaz que yo voy al danubio azul de ferra mañana y me dan un churrasquito de mierda. O peooor, ferra se hace cliente y como ya lo tienen agarrado, tuc!, le dan un churrasquito de mierda.

    los dejo, voy a ver si me como un panchito.

  5. Somos dos Ferra, somos dos. Las mas horripilantes imágenes se me pasaron por la cabeza con ese aserto del largo estandar del embutido.

    ¿Ravioles polenta?, Zarzamora. No pidas los de salmon con cuatro quesos porque te sube la presión a 18/30. :)

    Los raviolones de ricota con salsa de calabacín son un pire.

  6. te concedo lo de la calidad estándar como único valor rescatable de esta particular cadena. Aunque claramente tiene sus limitaciones aún en ese campo, porque los chivitos son todos distintos, y hay montones de platos que están en unas y no en otras, incluyendo la pizza.

    Pero los precios de la pasiva son ridículamente altos, y la experiencia de comer allí está sobrevalorada, víctima (o beneficiada) por esa mirada cariñosa que el chauvinismo rampante local le dedica a una seudo franquicia evasora y de baja calidad.

    Si la llegada de Mc Donalds tuvo algo bueno, fue el impacto que en la industria gastronómica local provocó el demostrar que un sitio de comidas no es sinónimo de mugre, ni en las mesas ni en los baños (eso fue en la época de Oppenheimer, ahora en el McDoInc-period es mucho peor). De la misma forma, la Pasiva le marca la cancha al resto de los barsuchos que se dicen restaurantes (los de LP al menos se autodenominan cervecerías), y ese efecto negativo es de las cosas que más me molesta de ellos, a pesar de no ser los culpables.

    Deberían haberse fundido hace rato.

  7. como dijo javier «siempre hay un gil que quiere ir te te arrastra». yo hace rato que me prometí no más pasiva pero siempre termino cayendo involuntariamente.

  8. El ‘ravioles polenta’ de Diego produjo el segundo escalofrío. ¿A quién se le ocurre meterles polenta de relleno? ;)

    ¿Alguien sabe la historia del logo de LP (el pibe arriba del barril digo)? Digo, porque acá en Europa lo vi varias veces. En particular hay una cervecera (de cierta historia) que tiene un nenito igual. No podría afirmar si es algo que está más allá de esa cervecera (algo medio público) o es que LP copió abierto y listo.

  9. Yo no sé la historia de los ravioles…sé que acá no consigo de verdura. Las opciones (baratas y de paquete, nada de ‘trattoria’) son boeuf (carne? soja-imitación?), 3 fromages y jambon. Los de boeuf son los únicos que van bien con la caruso, pero en realidad no hay mucha diferencia ya que lo de adentro ni se nota.

    Mis últimos ravioles caseros fueron de calabacín y fueron un plato bárbaro. Gentileza de cocineros visitantes.

    Voy a tener que pasar por ‘la especialista’ a mi retorno.

  10. De la wikipedia en italiano:
    ‘Ovviamente in un quadrato di pasta è possibile mettere più o meno qualsiasi cosa e quindi possiamo trovare ravioli con i più svariati ripieni e condimenti.’

    Genial.

    Che, la discusión sobre LP y los ravioles nos alejó de el que para mí era el tema más interesante del post. Las variantes comerciales del mate.

    Yo hace rato que vengo proponiendo una geek-matera con lugar para el notebook.

  11. Tengo la infundada impresión que en Uruguay (y Argentina, para seguir el hilo del post original) hay más fabricas de pastas per cápita que en cualquier otra parte. Creo que no tenemos lectores tanos en este blog, pero al menos en francia, ferra ¿hay fábricas de pastas?

    Hace un tiempo que existen materas no tradicionales, según me han contado, debido a iniciativas de egresados del CDI. Muchas son una cruza entre mochila y matera. Una con capacidad para notebook me resulta obviamente indispensable, y por eso me extraña bastante que nadie explote comercialmente ese tipo de cosas.

    La falta de iniciativa para cosas que no sean importar, o fabricar para exportar con especificaciones foráneas no deja de sorprenderme. Y no sólo las materas son pasibles de mejoras de diseño, hay montones. Incluyendo las boleteras :)

  12. Y bue…arreglamos con un artesano de cuero y empezamos a hacer…empezamos. :)

    En cuanto a las fábricas de pastas, yo encontré, como dije, trattorias escondidas donde venden pasta fresca. Pero más bien hay restaurantes, no fábricas de pastas como allá. Voy a preguntar a los tanos de por acá.

    Y las boleteras van a desaparecer. Ya lo vieron. Se vienen las tarjetas recargables con plata…un salto cuántico en el transporte colectivo uruguayo. Eso sí: te van a seguir cobrando por unidad…nada de descuentos por cantidad de viajes o pases mensuales. El costo del transporte es LINEAL (con distintas pendientes si sos jubilado, estudiante A o B, etc.) y punto.

  13. epa.epa. todo mi análisis de la pasiva (está bien clarito) se refiere a panchos, húngaras y cervezas. después, es todo una porquería, incluidos los chivitos. Y no permito que me digan chauvinista, pst. Ni siquiera sé qué es eso.

    lo de las materas pa mí es porque no hay mercado.

  14. Chauvinismo, mestraña.

    Creo que si hay mercado para materas… de hecho, creo que si no hay mercado para materas, no hay esperanza para productos con scope local… sin mencionar Argenina y el sur de Brasil. Ejemplo de que se puede, son las riñoneras GZ (no encontré website, pero creo que tienen).

  15. Ta bien, es cierto. Pero el de las materas con notebook es más chico todavía. Pregunto: ¿las materas son exclusivamente uruguayas?

    pd: se PERFECTAMENTE lo que es chauvinista.Ahora.

  16. La matera con lugar para el notebook es el complemento perfecto para el mate que vendían en think geek. Creo que ya no lo venden…igual….

  17. Tengo varios comentarios:
    1. la última vez que fui a la pasiva fue hace un par de semanas «arrastrada por un gil» que eras vos, después de Cinemateca :)
    2. Mi comida favorita es la pasta rellena, y odio que al salir a comer a estos seudo restaurantes te sirvan siempre los ravioles extra envasados al vacío de la especialista. Donde se puede comer pasta de verdad es en La Commedia (les recomiendo los «Cappelacci a la Funghi Porcini») y en Ruffino (aunque a Zarzamora nunca fui, voy a testearlo).
    3. Le voy a dar una oportunidad al polaco ese de resarcirse, porque no puede decir que no le gusta el dulce de leche, que vaya a Lapataia y pruebe el dulce de leche de ahi (porque el argentino no tiene nada que ver). Yo hay dos comidas sin las que no podría vivir: dulce de leche y chocolate, de hecho en las 2 semanas que estuve en Venezuela hubiera canjeado los menúes más apetitosos por una cucharada de dulce de leche uruguayo.
    4. Pancho no estándar: me contaron que en Maldonado hay un lugar que te venden un pancho exageradamente grande (algo así como 50 cm).
    5. Lo que me gustaría que inventaran (o capaz que ya existe) es una tapa para el mate, sin que tengas que sacar la bombilla, para que no se te caiga la yerba (especialmente cuando vas en el auto). Yo tengo una matera bandolera que está re-buena, tiene un compartimiento donde podría caber perfectamente un notebook (aunque nunca probé, ahora me dejan con la duda…).Por si les interesa acá están los datos del fabricante http://www.redota.com/directorios/comercial/detalle.asp?DirectorioID=480

    Perdón si los aburrí, estoy desvelada ;)

  18. No se si alguien lee este post aún…pero los dueños de la pasiva parece que van en cana. Vienen a ser ahora algo así como los peirano de la alimentación rápida nacional.

  19. Los que estaban espectaculares, eran los raviolones con salsa de almendras y panceta de Carreras que comimos un día, te acordás? Creo que nunca más los comí después de aquella vez (que boluda, lo tengo en la esquina).
    Con unos moldecitos de plástico que venden se pueden hacer sorrentinos o raviolones bastante rápido, te voy a regalar uno cuando vengas así probás (o capaz que allá conseguís). Yo los preparé alguna vez de calabaza y muzzarella (que es también el relleno más fácil).
    Lo que me asombra es que se le puede poner cualquier cosa, que siempre queda bien! El viernes comí en Sa Cuina unos sorrentinos rellenos de espinaca con atún, nunca se me hubiera ocurrido tal combinación, pero quedaba buenísima.
    Como dice mi comment del 2006, la pasta rellena es mi comida favorita, se nota?
    Y es una de las pocas comidas a las que nunca le agrego mayonesa, jejeje.

  20. Me tengo que comprar una máquina para hacer pasta de una vez.
    Pero los restaurantes se inventaron para poder comer lo que en casa a uno se le cae un huevo cocinar, ¿No?

  21. Epa…paso por elabra después de no sé cuánto tiempo y me encuentro que el post en el que más participé está linkeado!

    Enfin…sigo opinando que las materas con lugar para el notebook tienen mercado.

    Bueno, ahora que ando menos por los blogs, aprovecho para dejar un abrazo para todos…

    Ferra.

    Pd: 12 monos…no será mucho rodia?

  22. Ferra!, que grata sorpresa. Justo me estaba preguntando el otro día qué sería de tu vida.

    Doce monos va a ser si Valentina te responde ese comentario acá mismo :P

  23. buen punto.
    Esto de volver cada dos meses a ver si pasó algo por acá, es taaaan subóptimo que men-can-ta.

  24. lo podrías optimizar con el rss a los comentarios, pero supongo que piered la gracia.

    volviendo a la pasta rellena: para los insulsos cappelletti que se consiguen acá, una posible solución es manteca, pan rallado y unas flores de lavanda. Lo inventó ramiro el otro día y quedó muy bien.

    Además, oh descubrimiento, los «canelones truchos» que comemos en el río de la plata, no son ni canelones ni truchos, se llaman crespelli.

  25. Decime Vero, ¿Cuándo fue la última vez que hiciste canelones con masa de pasta?

    Entiendo, de todas formas, que en Uruguay tenemos derecho a llamarle canelones a los crespelli, pero es bueno estar al tanto de la diferencia, para poder así comunicarse con un tano y pedirle lo que uno quiere comer :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.